¡RIVADAVIA BÁSQUET ES POESÍA!

Cuando la masa está bien leudada, el equipo levanta. Y para que la masa esté a punto, necesita tiempo. La espera de ese tiempo es lo más impaciente que una persona puede  tolerar, y no solo  una persona,  los grupos,  las hinchadas,  los dirigentes y  los protagonistas de la cancha.

Han pasado diez partidos seguidos con derrotas consecutivas, pero ha sido un tiempo donde se fue dando puñetazos con fuerza a la masa para que levante, leude, crezca, se potencie  y esté lista para que el horno, bien caldeado. prometa un pan exquisito a saborear con alegría, recordando todo el esfuerzo y sacrificio que significó llegar a este momento y sobre todo, pasar por esas derrotas que nos enseñaron a todos a construir  “tolerancia a la derrota”.

Como no se puede jugar como sea para ganar, tampoco se puede  preparar la masa como sea  para el pan, tiene que estar todo lo necesario. Y  faltaba un tipo que ganara los rebotes en ambos tableros, así es que llegó Ronnie.  ¿Será  que se completó y se complementó el equipo? ¿Será que el horno ya está pa´ bollo?

Ya está, lo viste anoche en el parquet como se sorprendió el “Barrio”,  escuchaste como  “Silva”n los triples, mientras en el portón siempre un hincha se “Fumaneri” un pucho de los nervios,  al juego hay que ponerle letra con “Latraius” para que se lea Mosley.

¡Ojo!  no hay que colgarse de la “Rama” porque para eso está Trebucq. No parecía, pero el tipo no era ni muy muy ni tan tan, era Tambucci. Claro está y es bueno refrescarse con un helado “Guido” y mejor aún después de estar  arando con  Arancibia,  ya se empieza a escuchar un Ron Ron Ronnie, porque “Costa” lo que Costa los grises del arco iris los transforma el Colo, logrando un Naranja que empieza a brillar, como lo hace la transición de nuestra preciada Democracia, y confirmando el dicho que dice: “Y el último será el primero”.

Del dicho al hecho,  nos vamos a la literatura,  pues podemos decir con categoría que  Rivadavia Básquet  ha mostrado que es poesía. Sí, leíste muy bien, ¡Rivadavia es poesía! aunque parezca que no hay relación, ¡la pucha que si la hay!,  y es bueno que así sea, porque la vida está más allá del deporte, créanme y sientan que lindo es leer poemas,  más cuando sin ser el autor, sos  parte de la letra:

       ¡Piu Avanti!

No te des por vencido, ni aun vencido,
no te sientas esclavo, ni aún esclavo;
trémulo de pavor, piénsate bravo,
y arremete feroz, ya mal herido.

Ten el tesón del clavo enmohecido,
que ya viejo y ruin vuelve a ser clavo;
no la cobarde intrepidez del pavo
que amaina su coraje al primer ruido.

Procede como Dios que nunca llora,
o como Lucifer que nunca reza,
o como el robledal, cuya grandeza
necesita del agua y no la implora...

¡Qué muerda y vocifere vengadora
ya rodando en el polvo tu cabeza!
Almafuerte

Pedro Bonifacio Palacios – (Argentino 1854-1917)

Adolfo Lanzavecchia

No hay comentarios:

Publicar un comentario