NO PARA DE GANAR



Rivadavia Básquet e Israelita Macabi protagonizaron el juego destacado de la jornada. Los Naranjas vencieron a los Celestes por 74 a 70 y de esta manera, consiguieron su sexta victoria de manera consecutiva.


Al margen de un primer cuarto lleno de imprecisiones, fue un verdadero partidazo en el este provincial. Emotivo, dramático y con algunas polémicas.  Rivadavia, de irregular inicio en el certamen, empezó a engranar y se mete en el lote de los protagonistas.

Luego de un parcial 7-0 a favor de los Naranjas, Macabi ajustó la defensa de gran manera, incomodó al local y con un goleo repartido, más el trabajo en la pintura de Yriarte y Martínez, se quedó con el primer cuarto por 20 a 12.

Rivadavia reaccionó con dos bombas desde 6,75 metros de Silva, en el inicio del segundo capítulo. Aun así, las riendas del juego las tenía el elenco de Eduardo Nicastro, que mantenía la delantera en el score a pesar de haber perdido el cuarto.

Ya en el complemento, se vio la mejor imagen del equipo de Minelli. Un plantel mucho más engranado a lo que se vio en la primera rueda y con más alternativas en la pintura, con la incorporación de Davis y el trabajo de Trebucq y Tambucci. Además, Silva seguía castigando con su mano caliente y Rivadavia pasaba al frente (54-49).

Los últimos diez minutos serían emocionantes y con algunas polémicas, porque en el final tres simpatizantes se irían expulsados, dos por el lado de Rivadavia y uno por Macabi. Ambas parcialidades se fueron disconformes con las performance de la dupla Mellado – Ochoa.

En el momento más caliente del juego, Silva convirtió un triple y falta, para que los locales sacaran una luz de ventaja, que sirvió para aguantar el marcador, ya que Rivadavia terminó sin Davis y sin Trebucq, ambos salieron por cinco faltas. Es para destacar también, que los Celestes extrañaron a Berman y Maranesi quienes no estuvieron a disposición de Nicastro y sólo utilizó seis jugadores en toda la noche.

Los jugadores Naranjas se juntaron en el centro del campo y festejaron un triunfo muy trabajado, ante un rival que es candidato al título y que le quitó el invicto a San José la semana pasada. La Superliga está más apasionante que nunca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario