CON LO JUSTO

Los Naranjas volvieron a la victoria ante el conjunto entrerriano por un apretado 58 a 57. Matías Bernardini fue el jugador más destacado de la noche con 22 puntos. Olocco tuvo la última para dar vuelta el score, pero su lanzamiento no llegó a destino.


Tras un inicio complicado para ambos, Rivadavia encontró en Bernardini al jugador clave para romper la defensa visitante con sus penetraciones, logrando seis puntos para su equipo. En Rocamora, sólo 7 puntos en 10 minutos, gracias a un triple de Gago, un doble de Catalín y otro de De León (14-7).

Los entrerrianos salieron a presionar la salida de Rivadavia en el comienzo del segundo cuarto y le ensuciaron el traslado al equipo de Minelli, perdiendo algunas pelotas. La entrada de Feliciano Pérez Neto le dio gol a los Naranjas, pero Rocamora cerró el período con cinco puntos en diez segundos (un triple de Shaw y un doble de Gago), para irse al descanso arriba (27-29).

En el complemento, el trámite no cambió demasiado. Dos equipos muy erráticos y con malas decisiones a la hora de mover la bola. Los esteños pasaron al frente nuevamente con la mejor versión de Bernardini, anotando y sacándole faltas a los rivales (42-40).

El final estuvo para cualquiera. Por la cantidad de imprecisiones, el partido se volvió dramático y emocionante. Pérez Neto tuvo la chance de liquidar la historia a falta de 5´´ con dos lanzamientos libres, pero falló ambos. Tras ganar el rebote defensivo, Rocamora tuvo la última, estando abajo por un punto. La bola fue para Olocco, que buscó un triple, sin embargo estuvo muy bien marcado y la pelota no llegó al aro.

Triunfo Naranja (58-57) para volver a la tranquilidad, luego de una gira por el Sur sin éxitos. El próximo desafío de los dirigidos por Fernando Minelli será el próximo domingo ante uno de los candidatos: Estudiantes de Olavarría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario