RIVADAVIA BAJÓ AL CANARIO

Rivadavia Básquet venció en su estadio a Leonardo Murialdo por 88 a 61 y de esta manera, no quedan más invictos en la Superliga. La figura de la noche fue Charlie Wilson, que en su segunda presentación aportó 21 puntos y 8 rebotes.

Un polideportivo prácticamente colmado, fue la prueba de lo que significaba este encuentro. Por un lado, Rivadavia, equipo que sigue en preparación para La Liga Argentina y que ponía lo mejor. En el otro sector, Leonardo Murialdo, único invicto y líder absoluto de la Superliga. El combo era perfecto para disfrutar de una gran noche de básquet.

Parcial de 6-0 para el Canario, que con mucha intensidad en su juego,  le sacaba provecho a la velocidad de Benito y Furlanetto. Respondió el Naranja con una volcada de Charlie Wilson, dos libres de Cristen Wilson y un doble de Trejo. Sin embargo, el trámite era favorable a la visita, que con el ánimo por las nubes y con lanzamientos efectivos de media distancia y de 6,75 metros, ganaba el primer cuarto 21-16.

A Rivadavia le costó mucho poder doblegar el buen juego que estaba mostrando su rival. Pero lo logró gracias al recambio que Minelli encontró en el banco. Buen ingreso de Llaver y de Bernardini, sumados a la defensa de Lazcano, Rivadavia metías un parcial de 25-11 y pasaba al frente (41-32).

En el complemento, el venezolano Martínez, de buenos números en la noche, seguía dominando la pintura en Murialdo, pero al mismo tiempo se cargaba de faltas. En los locales, Bernardini estaba intratable desde el perímetro, mientras que la dupla de los Wilson, seguía siendo imposible de marcar (64-45).



Con la salida de Martínez y de Egas por cinco faltas, el partido se acabó. Rivadavia puso la chapa de equipo de Liga, mientras que Murialdo, de gran presente hasta el momento, se quedó sin invicto y con deseos de aferrarse a la punta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario