PARA SEGUIR EN LO MÁS ALTO



Rivadavia Básquet le volvió a ganar a Atenas Sport Club, pero en esta ocasión con un resultado muy ajustado. Fue 74 a 72 el sufrido triunfo Naranja que fue posible gracias a la descomunal actuación de Abel Trejo (26 puntos y 11 rebotes). Bernardini y Barrie fueron expulsados.


De la mano de Rodrigo Griffa, los Apaches sacaban una pequeña diferencia en el primer cuarto. Mucha eficacia en los primeros minutos de la visita, mientras que en el banco local, Fernando Minelli empezaba temprano la rotación (16-21).

Ya en el segundo período, llegarían las polémicas. Llegando al final del cuarto, Bernardini cometió una falta antideportiva sobre Barrie. Pero la rispidez no se quedó ahí, ya que en la próxima posesión Naranja, Llaver recibió una clara falta de Rosales, pero el base rivadaviense, nervioso como todo su equipo, reaccionó devolviendo el golpe. Esto derivó en un tumulto entre los protagonistas y nuevamente Bernardini y Barrie quedaron en el centro de la escena, invitándose a pelear. La dupla arbitral tomó la decisión de expulsarlos a ambos y de cobrarles antideportivas a Rosales y Llaver, respectivamente (30-35).

En el complemento, los ánimos volvieron a la normalidad y los equipos se dedicaron a jugar. Nuevamente Griffa se ponía el equipo al hombro y Atenas aprovechaba las pérdidas de Rivadavia. Sin embargo, Trejo comenzó a dominar la pintura y los esteños se ilusionaban con dar vuelta la historia (50-55).

El último cuarto fue dramático. Rivadavia se ponía tiro de la igualdad pero Atenas respondía con puntos que eran repartidos entre Bernal y Rivero. El reingreso de Cris Wilson fue importante  para los Naranjas, pero la clave seguía estando en el poder de Trejo bajo el canasto.

Restando 38” para el final (69-70), la pelota era para Rivadavia desde la mitad de la cancha, tras el minuto pedido por Minelli. La jugada preparada se ensució y no salió como se esperaba, pero Alberici capturó el rebote ofensivo, convirtió el doble y sacó una falta a Bernal. El libre lo falló, pero la pelota continuó siendo del local (71-70).  

Cristen Wilson aportaría dos libres más, pero Atenas respondía con un doble de Bernal (73-72). Otra vez Wilson iría a la línea aunque esta vez anotaría 1 de 2 y la última posesión sería para el Apache (74-72).

Rivero aprovechó su velocidad, penetró y le sacó una falta a Trejo, que le permitió tener dos libres. El base Apache fallaría el primer lanzamiento, mientras que el segundo lo erraría a propósito para intentar atrapar el rebote ofensivo, a falta de 3”. Sin embargo, Llaver se quedó con la pelota y con el sufrido triunfo Naranja.      

No hay comentarios:

Publicar un comentario