EMPEZÓ CON EL PIE DERECHO


Rivadavia Básquet arrancó la Superliga con una sonrisa, tras vencer en un duro encuentro a Israelita Macabi por 69 a 57. La figura de la noche fue Stefano Arancibia con 22 puntos.

El primer cuarto tuvo mucha irregularidad, típico de una larga inactividad. Parcial de 13-0 para Rivadavia, con un Stefano Arancibia encendido desde los 6,75 metros, mientras que el Celeste se mostraba muy errático en los pases. Sin embargo, tuvo una excelente recuperación y se despachó con diez puntos seguidos, incluyendo una volcada de Diego Maranesi. Los Naranjas cerraron mejor el cuarto y estiraron a ocho la diferencia (18-10).

En el segundo período, el juego subió de temperatura y los árbitros empezaron a tomar protagonismo. Cerca del final del cuarto, Federico Grenni, disgustado por una decisión de la dupla, recibió dos técnicos seguidos y se tuvo que ir al vestuario. Trotter sumó seis puntos al hilo, misma cantidad que Alberici, siendo los destacados del segmento (35-28).

Tras el descanso largo, Arancibia demostró que está en un gran momento personal. El alero, campeón días atrás con el U19, se destapó con 11 puntos, sumados a 7 del interminable Hueso Ronco. Macabi, por su parte, dependió mucho del juego interno de Rizzo y no estuvo fino en el manejo de la bola (60-42).

Con el partido prácticamente sentenciado, Rivadavia aflojó su ritmo y cometió algunos errores en los pases, que fueron aprovechados por la visita, que de contragolpe achicó la diferencia. Trotter en la media distancia estuvo efectivo y dejó una buena imagen, entre las nuevas caras de los Celeste.

Fue final en el Este, triunfo de los dirigidos por Fernando Minelli, quienes empezaron con el pie derecho en lo que será un camino largo, teniendo en cuenta la doble competencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario