Rivadavia Básquet es actualmente el único equipo mendocino en la segunda división del básquetbol argentino. Pero el Naranja no es sólo presente, sino que cuenta con una historia muy rica en la provincia de Mendoza, conocida y respetada por todos.

Así como en otros pueblos se habla de fútbol, en los cafés de Rivadavia la discusión pasa por el básquet, por la ausencia de tal o cual jugador, por si conviene un esquema así o asá. Son décadas de historia, hay pibes que hablan de lo que hacían sus abuelos bajo el aro porque en los ‘60, ya había una Liga Rivadaviense de básquet con equipos como América, Casa de Italia, Paso de los Andes, Estrada y Colegiales, que eran alumnos de la escuela Normal, bajo la dirección de Américo Tondini, y también estaban los de la otra escuela, el Comercial, dirigidos por Leopoldo Brozovix, una de las grandes figuras del básquet de Mendoza (actualmente el estadio municipal de Rivadavia lleva su nombre).


La década comprendida entre los años ochenta y noventa marcaron a fuego la historia deportiva del departamento de Rivadavia a través del básquetbol,  el deporte de mayor convocatoria y que mayores satisfacciones trajo a su gran cantidad de seguidores.

En el año 1980 y luego de un paso efímero en 1978, el Centro Deportivo Rivadavia se afincó definitivamente en las instalaciones del gimnasio Municipal. En esos primeros años de la década que comenzaba, se gestó el recambio generacional que en todo ámbito se recrea con el pasar del tiempo, habiendo luchado en mas de una oportunidad para evitar el tan temido descenso...  ¿quién no escuchó hablar sobre las finales con Leonardo Murialdo o con Villa Hipódromo? de las cual los jóvenes jugadores de esos años salieron airosos, pero en el año 1982, luego de una sanción es condenado a jugar en primera “B” la temporada 1983. El Centro Deportivo Rivadavia no solo logró el ascenso luego de ganar los torneos Apertura y Clausura, sino que lo hizo en ambos torneos en calidad de invicto en los 33 partidos que disputó.

Los torneos de la Federación Mendocina de los años 1984 y 1985 ya comenzaron a gestar el gran equipo que nos posicionaría en el básquetbol nacional y en 1986 se produjo el gran despegue. Se obtiene el torneo Federativo luego de vencer a Macabi, General San Martín y Leonardo Murialdo, todos estos equipos reforzados con dos extranjeros cada uno, y Rivadavia solo con los jugadores de su cantera se quedó con el primer lugar obteniendo el derecho a participar en la Liga Nacional “C”.

Los nombres de los equipos que lo visitaban empiezan a ser conocidos en el departamento: Inca Huasi, Villa Lanteri, Unión Central de Villa María, Noar Macabi de Córdoba, Salta Club, Banco Rioja, Juventud de Santiago del Estero, fueron testigos de estadios llenos y noches memorables, que les permitieron obtener el tan ansiado ascenso a la Liga Nacional “B” (hoy Liga Argentina), todo esto se logró a través de grandes esfuerzos.

 “En el año 1987 el básquetbol nos aportó el primer campeonato anual de la máxima categoría de la provincia al obtener consecutivamente los torneos Apertura y Clausura. Como olvidar las caravanas, los muñecos gigantes, la banda que nutría la hinchada. La campaña por demás halagüeña y por demás motivantes hizo que el año 1988 se tuviese un equipo de mayor competitividad y se obtuvieron triunfos resonantes, como ante Olímpico de Santiago del Estero e Instituto. Se luchó hasta las instancias finales y estuvimos  a segundos de ascender a la Liga Nacional “A”. En ese año también se logró el Apertura”, cuenta Marcelo Centorbi, símbolo de aquellas gestas y actual dirigente.

“El año 1990, fue nuestra última participación en las esferas del básquetbol nacional. La delicada situación económica que envolvía al país no fue ajena a nuestros deseos de seguir participando. Igualmente, el torneo apertura del básquetbol mendocino quedaba en nuestro poder”, cierra el hombre que hizo pasar a la historia la camiseta 13 del Naranja.

Pero Rivadavia es un grande sin discusión en Mendoza y desde el 2010 para acá volvió con todo. Fueron tres subcampeonatos consecutivos, para luego ganar Apertura y Clausura en 2011 y 2012, año en que el Naranja, además, fue campeón de la Liga C, logrando el ascenso al Torneo Federal.

2013 y 2014 también fueron años valiosos. En el primero ganando el recordado Súper 8, levantando 28 puntos en contra en el entretiempo ante la Unión Deportiva San José, en la gran final del certamen. Luego de en 2014 consiguió el Torneo Clausura y se quedó con la final Anual ante un Anzorena que se encontraba jugando TNA, pero que no pudo ante la mistica Naranja.

Hoy, la historia se sigue escribiendo, quizás con el capítulo más importante, estando nuevamente en el segundo escalón a nivel nacional, actualmente denominado Liga Argentina de Básquetbol. #RivadaviaEsMendoza

TÍTULOS DE RIVADAVIA: 

1974: Campeón Primera B
1983: Campeón Primera B
1986: Campeón Federativo
1987: Campeón Apertura, Clausura y Anual
1988: Campeón Apertura
1989: Campeón Apertura
1990: Campeón Apertura
2011: Campeón Apertura, Clausura y Anual
2012: Campeón Apertura, Liga C, Clausura y Anual
2013: Campeón Súper 8
2014: Campeón Clausura y Anual

No hay comentarios:

Publicar un comentario